SERVILEGAL ABOGADOS

El delito de corrupción en España

Contrariamente a lo que se cree, en el Código Penal español no existe el delito de corrupción -corrupción pública, se entiende-, lo cual no deja de ser paradójico. Así, cuando los medios se refieren a delitos de corrupción.

La corrupción, desde el punto de vista jurídico, se define como “la utilización de un poder de actuación oficial o conferido al autor por una colectividad, grupo, compañía, sociedad o cualquier entidad, en interés particular para la consecución de una ventaja  indebida, patrimonial o de otro tipo en su favor o en el de un tercero”.

 

Identificamos tres elementos que concurren en su definición, sin duda una de las más precisas:

  1. La existencia de un poder de actuación oficial (en la corrupción pública) o de administración, dirección o gestión de negocios (en la corrupción privada);
  2. La búsqueda u obtención de una ventaja indebida (material o inmaterial fuera del uso socialmente admisible); y
  3. El beneficio propio o ajeno.

Aunque el delito de corrupción no existe como tal, este comprende 10 delitos específicos:

  • prevaricación urbanística (artículos 320 y 322 del Código Penal),
  • prevaricación administrativa (artículos 404, 405 y 408),
  • infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos (artículos 413, 414, 415, 416, 417 y 418),
  • cohecho (artículos 419, 420, 421 y 422),
  • tráfico de influencias (artículos 428, 429 y 430),
  • malversación (artículos 432, 433, 434 y 435),
  • fraudes y exacciones ilegales (artículos 436, 437 y 438),
  • negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y abusos en el ejercicio de su función (artículos 439, 441, 442 y 443)
  • corrupción en las transacciones comerciales internacionales (artículo 286, 3º y 4º).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *