SERVILEGAL ABOGADOS

Interés demora máximo jurisprudencia europea

El Tribunal de Justicia de la UE avala la jurisprudencia del TS sobre los intereses de demora abusivos

 

El TJUE en una sentencia de 7 de agosto de 2018, afirma que la doctrina del Tribunal Supremo por la que se declara ilegal aplicar intereses de demora que sean superiores en 2 puntos porcentuales el interés norma del crédito, no contradice la directiva europea sobre cláusulas abusivas.

  •  Materias: Civil, Mercantil
  •  Fecha: 08/08/2018

En la Respaldo doctrina TS abusividad intereses de demora. Sentencia Supranacional Nº Convenio Colectivo de Sector de LIMPIEZA DE EDIFICIOS Y LOCALES Tenerife, C-94/17, TJUE, de 07-08-2018 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) respalda al Tribunal Supremo en materia de cláusulas hipotecarias abusivas, tribunal que había solicitado al propio TJUE un pronunciamiento sobre el contrato hipotecario suscrito por un cliente con un banco a un tipo de interés anual del 5,5%.

En el momento de los hechos pertinentes en el litigio principal, el mencionado interés remuneratorio se devengaba al tipo del 4,75 % anual. En cuanto a los intereses de demora, la cláusula 6 del contrato establecía que estos se calcularían al tipo del 25 % anual.

El cliente incurrió en mora, e interpuso una demanda contra el banco en la que se solicitaba que se declarara nula la cláusula de interés de demora por considerarla abusiva. Esta demanda acabó en el Tribunal Supremo que decidió trasladar la cuestión el TJUE.

Pues bien, el TJUE avala en la Respaldo doctrina TS abusividad intereses de demora. Sentencia Supranacional Nº Convenio Colectivo de Sector de LIMPIEZA DE EDIFICIOS Y LOCALES Tenerife, C-94/17, TJUE, de 07-08-2018, la doctrina del TS fijada en la Control abusividad cláusulas no negociadas contratos con consumidores. Sentencia TS Sala de lo Civil N.º 265/2015, Rec 2351/2015 de 22/04/2015 señalando que la Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido de que no se opone a una jurisprudencia nacional, como la del Tribunal Supremo cuestionada en el litigio principal, según la cual una cláusula no negociada de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor, que establece el tipo de interés de demora aplicable, es abusiva por imponer al consumidor en mora en el pago una indemnización de una cuantía desproporcionadamente alta, cuando tal cuantía suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio pactado en el contrato.

Y en su fallo establece lo siguiente:

«1) La Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, debe interpretarse en el sentido, por una parte, de que no es aplicable a una práctica empresarial de cesión o compra de créditos frente a un consumidor, sin que la posibilidad de tal cesión esté prevista en el contrato de préstamo celebrado con el consumidor, sin que este último haya tenido conocimiento previo de la cesión ni haya dado su consentimiento y sin que se le haya ofrecido la posibilidad de extinguir la deuda con el pago del precio, intereses, gastos y costas del proceso al cesionario. Por otra parte, la citada Directiva tampoco es aplicable a disposiciones nacionales, como las que figuran en el artículo 1535 del Código Civil y en los artículos 17 y 540 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que regulan la transmisión de créditos y la sustitución del cedente por el cesionario en los procedimientos en curso.

2) La Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido de que no se opone a una jurisprudencia nacional, como la del Tribunal Supremo cuestionada en el litigio principal, según la cual una cláusula no negociada de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor, que establece el tipo de interés de demora aplicable, es abusiva por imponer al consumidor en mora en el pago una indemnización de una cuantía desproporcionadamente alta, cuando tal cuantía suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio.

3) La Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido de que no se opone a una jurisprudencia nacional, como la del Tribunal Supremo cuestionada en los litigios principales, según la cual la consecuencia del carácter abusivo de una cláusula no negociada de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor que establece el tipo de interés de demora consiste en la supresión total de los intereses de demora, sin que dejen de devengarse los intereses remuneratorios pactados en el contrato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *