SERVILEGAL ABOGADOS

Vencimiento del plazo máximo de la instrucción del art. 324 Lecr

Reseñar que tras la reforma operada de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Ley 41/2015, de 5 de octubre) se establece en el artículo 324, que las diligencias de instrucción se practicaran durante el plazo máximo de 6 meses desde la fecha del auto de incoación del sumario o de diligencias previas.

Que, en el punto 4 del art. 324 de la LECRIM, se regula la posibilidad a petición, en este caso sí de las partes, de la posibilidad de fijar un nuevo plazo máximo para la finalización de la instrucción, siempre que se solicite antes del vencimiento del plazo antedicho.

En el punto 5 del art. 324 de la LECRIM, se refiere que no se podrán interesar diligencias de investigación en caso de no haber hecho uso de la prórroga relatada.

El punto 6 del art. 324 de la LECRIM, refiere que el Juez concluirá la instrucción transcurrido el plazo máximo, dictando auto de conclusión de sumario o, en el procedimiento abreviado, la resolución que proceda conforme al 779 LeCr.

 

La LO 1/2015 de 30 de marzo modificó la LO 10/1995 de 23 de noviembre de Código Penal.

Con respecto a los efectos del plazo del art. 324 de la LECrim el mismo comienza mentando que la instrucción tendrá un plazo máximo de seis meses desde la fecha de auto de incoación del sumario o de las diligencias previas.

 

 

En primer lugar debemos partir de que la expiración de dicho plazo sin que se haya declarado la instrucción compleja a los efectos de que la misma tenga una duración de 18 meses prorrogables.

También cabe la posibilidad de fijar un nuevo plazo máximo de finalización de la instrucción de conformidad con lo estipulado en el apartado 4º, esto es, que el plazo para la finalización de la instrucción, si así lo solicita el Ministerio Fiscal o alguna de las partes personadas, por concurrir razones que lo justifiquen, puede fijarse por el instructor, previa audiencia de las demás partes.

Asimismo, el apartado 5º indica la imposibilidad de realización de diligencias complementarias del 627 y 780de la LECrim para el caso de sobrepasar el plazo.

Ahora bien, en el caso de haber transcurrido el plazo de los 6 mese del apartado 1º, o de los subsiguientes relatados, el instructor dictará Auto de Conclusión del Sumario, o en el procedimiento abreviado, la resolución que proceda(art. 779 LECrim)

Sin embargo, transcurrido el plazo máximo sí se podrán realizar las diligencias de investigación acordadas con anterioridad a la finalización temporal de la instrucción, aún recepcionándose tras la expiración de los mismos.

En ningún caso el transcurso de los plazos daría lugar al archivo de las actuaciones salvo  concurrencia de las circunstancias previstas en los arts. 637 y 641, respectivas a la procedencia del sobreseimiento libre y provisional

Estos plazos pueden interrumpirse de conformidad con lo expuesto en el apartado 3 del art. 324, encontrándonos ante la interrupción de la caducidad del plazo, pues en el momento de continuarse la investigación, ésta durará el tiempo restante hasta completar los plazos previstos en el artículo.

 

La jurisprudencia al respecto, teniendo en consideración la reciente modificación preceptualo, nos viene indicando en los supuestos de finalización del plazo de instrucción sin que se haya producido resolución

 

Posibilidad de atenuación de pena por dilaciones indebidas

Auto AP Madrid; de 09/01/2017 y 22/02/2017; Nº de Resolución: 2/2017 y 150/2017 respectivamente; Auto AP Murcia de 13/03/2017 Nº de Resolución: 191/2017: “La fijación legislativa de plazos máximos a la investigación es una forma de concreción normativa del contenido del derecho a no padecer dilaciones indebidas. La anterior reflexión, no obstante, no puede hacernos olvidar que, aunque la administración de Justicia ha de ser rápida, también ha de ser deliberada. Para conjugar de forma equitativa ambos fines, normas como la que establece el nuevo art. 324 LECriminal pueden ser útiles si son recta y motivadamente aplicadas, pues pueden llegar a evitar aquellos menoscabos en la posición del investigado que tengan su origen en una dilación injustificada o desproporcionada. Por ello no ha de perderse de vista que la idea de dilaciones indebidas que se trata de conjugar remite a los efectos que el transcurso del tiempo pueda tener sobre el resto de derechos fundamentales relevantes en el proceso.

 

Anulación de resoluciones declarando la complejidad y prórroga posteriores a los 6 meses por extemporáneas

Auto Audiencia Provincial Madrid; Sección: 30; Fecha: 16/03/2017; Nº de Recurso: 348/2017;Nº de Resolución: 245/2017: “El auto apelado se dicta el 8 de julio de 2016 , por tanto cuando ha transcurrido sobradamente el plazo máximo de instrucción. La dicción del art. 324.1 de la LECrim . es clara: la declaración de complejidad ha de realizarse antes de la expiración de ese plazo . En los mismos términos se pronuncia el apartado 4 cuando trata la posibilidad de fijar un plazo máximo de instrucción: excepcionalmente, antes del transcurso de los plazos establecidos en los apartados anteriores . Por consiguiente, la posibilidad de prorrogar la instrucción en la presente causa precluyó el 6 de junio de 2016 por lo que el auto apelado es extemporáneo y debe ser anulado, quedando sin efecto

 

Audiencia Provincial Sevilla de 03/03/2017; Nº de Resolución: 230/2017: “El artículo 324.6 de la L.E. Crim . establece que transcurrido el plazo máximo de instrucción o sus prórrogas el instructor dictará auto de conclusión del sumario o, en el procedimiento abreviado, la resolución que proceda conforme al artículo 779, por lo que entendemos que el auto de prórroga de la instrucción, en esos momentos era innecesario, al dictarse al día siguiente, y sin que conste la práctica de diligencia alguna de investigación durante eses día, una de las resoluciones previstas en el artículo 779 de la L.E.Crim ., cual es el dictado de auto de procedimiento abreviado. En base a lo expuesto procede la estimación del recurso, al no existir causa legal ni motivo alguno que justifique dicha prórroga en el momento en el que se acuerda.”

 

Las denominadas causas complejas

Antes de entrar a valorar las consecuencias del vencimiento del plazo de instrucción, cabe mencionar que el artículo 324 LECrim también prevé que el Instructor (a instancias del Ministerio Fiscal) “podrá declarar la instrucción compleja”, y, por ello, ampliarla a dieciocho meses, “por circunstancias sobrevenidas a la investigación”. E incluso podría llegar a prorrogarse por dieciocho meses más, si fuera necesario.

Es evidente que muchas causas son, efectivamente, “complejas” y deben por ello gozar de un mayor plazo para su instrucción. A veces seis meses no es tiempo suficiente para investigar los hechos. Pero conviene también distinguir entre las causas que realmente son “complejas” y requieren ese tiempo, de los casos que no han finalizado a tiempo porque han estado paralizados durante meses, acumulando polvo en un cajón de Plaza de Castilla.

La clave la encontramos en la redacción del artículo 324, el cual exige que se hayan dado “circunstancias sobrevenidas”. Es decir, se tiene que justificar en acontecimientos inesperados o improvisados que no se hayan podido controlar o prever por las partes o por el Instructor del procedimiento.

En las últimas semanas, un buen número de Fiscales vienen solicitando la declaración de causa compleja de abundantes asuntos, incluyendo procedimientos que llevaban meses sin ver la práctica de una sola diligencia de instrucción. ¿Existen en este tipo de casos circunstancias sobrevenidas a la investigación? Obviamente, no. Es inaceptable para el investigado que un Fiscal solicite la ampliación del plazo sin haberse molestado en tocar la causa en los últimos tiempos, máxime si se le ha impuesto algún tipo de medida cautelar.

Es la labor de las abogadas defensoras oponernos e impugnar las falsas declaraciones de complejidad en estas situaciones, y hacer respetar el espíritu de celeridad que guiaba la reforma de la ley procesal al establecer por defecto el plazo de seis meses en lugar del de dieciocho.

Tengamos en cuenta que esta imposición no es nueva. El llamamiento a concluir las instrucciones con rapidez existía con anterioridad a la reforma de la LECrim. Por ejemplo, la Instrucción de Fiscalía 2/2008 establecía que “en un procedimiento penal, cualquiera que éste sea, los Sres. Fiscales tienen la obligación de hacer un seguimiento del mismo, de promover las diligencias y medidas cautelares procedentes, de interponer los correspondientes recursos contra las resoluciones que estime contrarias a Derecho y de instar su rápida conclusión”. Lo que la última reforma de la LECrim introduce, al establecer plazos máximos de instrucción, ha de interpretarse como un mero paso más hacia el modelo acusatorio en el que el Fiscal desempeña un papel ligeramente más activo que antes y no como un cambio sustancial en el obrar del Ministerio Público.

En otras palabras, la obligación de celeridad del Ministerio Fiscal era preexistente a la entrada en vigor de la última reforma de la LECrim.

 

¿Tienes dudas? Estaremos encantados de ayudarte a resolverlas, sólo tienes que contactar con nosotros.

Si esta información te ha sido útil, dedica 5 segundos a darnos 5 estrellas en GOOGLE a través de este enlace:
http://search.google.com/local/writereview?placeid=ChIJ3bjIgtYvQg0Rrl9zllLAENc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *